Se encuentra usted aquí

10 anécdotas sobre sexo en la historia de España

Viernes 19 de Mayo, 2017
Desde el descubrimiento de los alimentos afrodisíacos, coincidiendo con el desembarco en América, al uso de los primeros consoladores o de las pastillas anticonceptivas. El devenir de España está plagado de estas jugosas historietas.
  1. 1 Entre los restos que nos han llegado de los íberos se encuentran numerosos exvotos, figurillas de función ritual que muestran hombres desnudos. En ellas, los hombres presentan el pene erecto, lo que se ha interpretado como un signo de fertilidad.

    2 En los tiempos de Hispania, las bodas eran muy similares a las actuales. Había convite, y luego, noche de bodas. Los matrimonios, con su forma actual, existían desde mucho tiempo atrás.

    3 La tradición obligaba al marido a cumplir con los deseos de la mujer, que corría el riesgo de no poder ser satisfecha por su recién estrenado esposo. En caso de que eso pasara, la esposa tenía entre sus objetos una especie de objeto de madera similar a los modernos consoladores. Ese objeto tenía la imagen del dios de la fecundidad Príapo, cuya característica era el enorme falo que tenía. Si en la noche de bodas él no satisfacía a la mujer, lo hacía Príapo.

    4 Los anticonceptivos se popularizaron en la época del emperador hispano Adriano gracias a las recomendaciones del médico Sorano de Efeso: aceite de oliva, miel, bálsamo y resina de cerdo… Hecha la mezcla, al introducirse en el útero obraba infertilidad temporal. Se acababa de inventar la píldora.

    5 La búsqueda de la anticoncepción también implicaba a los hombres, que creaban una costra sobre el pene con una pomada que tenía la cualidad de matar al esperma y cerraba el acceso al cuello del útero… ¿Se acababa de inventar el DIU?

    6 Cuando los españoles llegaron a América se descubrió la capacidad afrodisiaca del cacao, pero ya en tiempos de Roma se descubrieron las propiedades estimulantes de algunas sustancias, como la menta, cuyo cultivo se prohibió durante la guerra porque debilitaban a los soldados.

    7 Los gladiadores y los atletas eran el cuerpo –nunca mejor dicho– de deseo de la mujer en todo el imperio, desde Oriente a Hispania. Se llegaba a pagar por estar una noche con ellos, con la condición de que no se lavaran después de la pelea.

    8 Uno de los iconos de belleza en la época de Hispania era que el hombre tuviera vello, de tal forma que las dos cejas estuvieran unidas.

    9 El libro de Medicina que usaban los galenos en el siglo XV, una época en la que se creía que las mujeres también generaban esperma, daba las recomendaciones de cómo dejar embarazada a una mujer. El lenguaje y la forma de instruir sobre cómo debía ser el encuentro merecen ser recordados: "Después de la medianoche e ante del día, el varón deve despertar a la fembra; fablando, besando, abrazando e tocando las tetas e el pendejo e el periteneon, e todo aquesto se face para que la mujer cobdicie; que las dos simientes concurran juntamente; porque las mujeres más tarde lanzan la esperma. E quando la mujer comienza a fablar tartamudeando, entonces devense juntar en uno e poco a poco deven facer coito e deve se juntar de todo en todo con el pendejo de la mujer en tal manera que el ayre non pueda entrar en ellos”.

    10 La figura de la alcahueta, cuyo término es hoy tan popular, tiene su origen en la tradición árabe. El objetivo que tenían era establecer citas entre personas que se deseaban con el fin de que contrajeran matrimonio. 

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario