Se encuentra usted aquí

Así eran los guerreros celtíberos

Jueves 10 de Marzo, 2016
En uno de sus textos, Diodoro Sículo describía de esta forma a los soldados celtíberos: “… No sólo presentan en los combates excelentes jinetes, sino también un ejército de infantes que se distinguen por su vigor y firme destreza".
Y continúa: "Éstos suelen llevar unos ásperos sayos negros y que tienen la lana semejante al vellón de las ovejas. Algunos celtíberos van armados de ligeros escudos alargados, al estilo galo, y otros con escudos circulares de mimbre que tienen el tamaño de los áspides, en torno a las piernas se enrollan grebas de crines, en las cabezas se ciñen cascos de bronce adornados con penachos de color púrpura. Usan espadas de doble filo y forjadas en excelente hierro, llevando puñales de un palmo de los que se sirven cuando se traba el encuentro en los combates. Algo particular es en ellos su modo de preparar las armas ofensivas. Esto es: ocultan bajo tierra unas láminas de hierro y las dejan así hasta que el orín que nace por efecto del tiempo consume la parte más débil del hierro y queda la parte más solida, de la cual fabrican magníficas espadas y todo lo demás que concierne a la lucha. Y el arma así hecha es capaz de hendir todo lo que caiga bajo ella, su golpe no lo resisten ni el escudo, ni el casco ni el hueso, por la extremada calidad del hierro". 
Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario