Se encuentra usted aquí

Las 4 principales diferencias entre Felipe VI y Juan Carlos I

Jueves, 2 Junio, 2016 - 07:11
Diez meses después de su proclamación el rey Felipe VI aprueba. Según el barómetro del CIS (Centro Investigaciones Sociológicas) el 57,4% de los españoles valora positivamente la labor desarrollada por el nuevo monarca. Analizamos algunas diferencias con su padre, el rey emérito Juan Carlos I
1

La abdicación de Juan Carlos I

Tras 39 años en la jefatura del Estado, el 2 de junio de 2014 –después de aplazamientos, reflexiones, conversaciones con unos y con otros– Juan Carlos I abdicó a favor de su hijo, el príncipe de Asturias. Quedaban atrás una serie de polémicos incidentes y la evidente necesidad de renovación de la Casa Real.

Y es que después de la aventura cinegética en Botsuana y, sobretodo, a partir de aquella frase “perdón, me he equivocado, no volverá a pasar”la Casa Real entró en barrena. Previamente el escándalo del caso Nóos o los escarceos amorosos con  princesa Corinna fueron diezmando el carisma que siempre había caracterizado al monarca y la abdicación comenzó a representar la única opción para rescatar a la corona  de la depresión popular y política en la que se encontraba.

Para J.A. Zarzalejos, la abdicación del rey fue – ha sido– el acto más renovador, más regeneracionista de todos los que se han producido en el sistema político español en los últimos años.

Juan Carlos I inició –sin saberlo– una senda por la que, con mayor o menor renuencia, han de transitar otras instituciones del Estado y sus titulares. Ocurría de este modo: 

¿Sabías que casi el 83% de los ciudadanos quiere que Felipe VI sea quien marque los pasos de un reinado llamado a consolidar nuestro sistema político? Sigue leyendo para conocer los detalles.