Se encuentra usted aquí

Trece citas célebres de Antonio Machado

Martes 26 de Julio, 2016
La figura del poeta Antonio Machado ha sido y sigue siendo ejemplar para los españoles. Sus poemas y pensamientos siguen vigentes hoy 77 años después de su muerte. Rescatamos trece de sus frases más célebres.

Aprende a dudar y acabarás dudando de tu propia duda; de este modo premia Dios al escéptico y al creyente. Esta es una de las frases más célebres del poeta hispalense Antonio Machado. Su infancia en Sevilla tuvo –como no podía ser de otra forma—una gran repercusión en su obra y muchos de sus versos reflejan ese periodo de su vida. Como también lo hizo Soria, donde conoció al amor de su vida.

Inserto inicialmente en el movimiento modernista, Machado evolucionó hacia un simbolismo con rasgos románticos. Desarrolló otros estilos literarios como la prosa y el teatro. Su dedicación a las letras castellanas le convirtió en uno de los poetas españoles más universales del siglo XX.

Hemos seleccionado algunas de sus frases más célebres que, como podrás ver, son tan atemporales que encajan ahora y siempre:

En España, de cada diez cabezas, nueve embisten y una piensa.

En política sólo triunfa quien pone la vela donde sopla el aire; jamás quien pretende que sople el aire donde pone la vela.

Después de la verdad nada hay tan bello como la ficción.

Es propio de hombres de cabezas medianas embestir contra todo aquello que no les cabe en la cabeza.

La verdad es lo que es, y sigue siendo verdad aunque se piense al revés.

Tu verdad no; la verdad 
y ven conmigo a buscarla. 
La tuya, guárdatela.

Los que están siempre de vuelta de todo son los que nunca han ido a ninguna parte.

Ayudadme a comprender lo que os digo y os lo explicaré mejor.

Para dialogar,
preguntad primero;
después..., escuchad.

 

Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar.

La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos.

Hoy es siempre todavía.

Ni el pasado ha muerto
ni está el mañana,
ni el ayer escrito.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario