Se encuentra usted aquí

Antonio Buero Vallejo. Duda cuanto quieras, pero no dejes de actuar.

Jueves 29 de Septiembre, 2016
Tal día como hoy, de hace cien años, nació el dramaturgo Antonio Buero Vallejo, uno de los autores fundamentales del teatro español del siglo XX.

Aunque  sus obras apenas pueden verse en nuestros escenarios, Antonio Buero Vallejo fue uno de los autores fundamentales del teatro español del siglo XX. Nació en Guadalajara hace un siglo, el 29 de septiembre de 1916.

Su viuda, Victoria Rodríguez, depositará hoy  (por el 29 de septiembre de 2016) en el Instituto Cervantes un legado «in memoriam» del dramaturgo y pintor español en la Caja de las Letras, concretamente en la caja de seguridad número 1516 que está previsto que se abra el 29 de abril de 2050, fecha en que se cumplirán cincuenta años de su muerte.

Desde su infancia se interesa por la literatura, sobre todo por el teatro. Estudia en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y, acusado de "adhesión a la rebelión", permanece en prisión desde 1939 hasta 1946. Allí coincidirá con Miguel Hernández y entablarán un fuerte vínculo de amistad.

Cuando es puesto en libertad comienza a colaborar en diversas revistas como dibujante y escritor de pequeñas piezas de teatro.

Su debut se produce en 1949 con la publicación de Historia de una escalera, obra galardonada con el Premio Lope de Vega y que tuvo un gran éxito de público en el Teatro Español de Madrid.

Durante la década de los cincuenta escribe y estrena, en España y en el extranjero, obras tan significativas en su trayectoria literaria como La tejedora de sueñosLa señal que se esperaCasi un cuento de hadasMadrugadaHoy es fiesta o Un soñador para un pueblo.

La producción de Buero Vallejo abarca cincuenta años de estrenos ininterrumpidos cuyo impacto, tanto social como estético, le convertirán en el dramaturgo más importante de la segunda mitad del siglo XX. Da fe de ello que ha sido el único autor de teatro galardonado con el Premio Cervantes (1986) y el primero en obtener el Nacional de las Letras Españolas (1996), entre otras muchas distinciones.

La crítica ha clasificado su obra en teatro simbolista, teatro de crítica social y dramas históricos.  A pesar de varios problemas con la censura de la época, en la década de los sesenta estrenó títulos como El concierto de San OvidioAventura en lo grisEl tragaluz o Las Meninas. Además, prepara versiones de Shakespeare -Hamlet, príncipe de Dinamarca- y Bertolt Brecht -Madre Coraje y sus hijos.

En 1963 es propuesto para incorporarse al Consejo Superior de Teatro, pero Buero renuncia. Encabezados por Bergamín, firma, con otros cien intelectuales, una carta dirigida al ministro de Información y Turismo solicitando explicaciones sobre el trato dado por la policía a algunos mineros asturianos. El Ministerio publica la carta en la prensa con una respuesta, y aunque no se adoptan medidas públicas contra los firmantes, hay una condena al silencio por parte de la prensa y cierto «desvío de editoriales y empresas». Buero no podrá estrenar hasta 1967 a pesar del interés de algunos empresarios por La doble historia del doctor Valmy (escrita en 1964), que permaneció sin representarse en España hasta 1976, ya pasada la dictadura.

En 1971 ingresó en la Real Academia Española, y más tarde fue nombrado socio de honor del Círculo de Bellas Artes y del Ateneo de Madrid.

Durante los primeros años de democracia en España no cesa de estrenar obras: Jueces en la nocheCaimán y Diálogo secreto o su versión de El pato silvestre, de Henrik Ibsen, en 1982. Buero Vallejo compagina su éxito en el campo de la literatura con su otra gran pasión: la pintura. En 1993 publica Libro de estampas, donde se recogen pinturas acompañadas de textos inéditos del autor. En 1997 verá la luz su última obra, Misión al pueblo desierto, estrenada en Madrid dos años después. En 1998 es nombrado presidente de honor de la Fundación Fomento del Teatro.

El 29 de abril de 2000, a los 83 años, murió de un infarto cerebral en una clínica madrileña. Su capilla ardiente se instaló en el Teatro María Guerrero, por donde pasaron más de seis mil personas para rendirle un último homenaje.

En el vídeo puedes ver un extracto de la entrevista al dramaturgo en TVE por parte del mítico periodista Joaquín Soler Serrano

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario