Se encuentra usted aquí

Leandro de Borbón, el bastardo

Miércoles 17 de Agosto, 2016
En mayo de 2003 los tribunales reconocían el derecho de Leandro Alfonso Ruiz Moragas, hasta entonces conocido como "el bastardo real" a ostentar el apellido Borbón, lo que suponía reconocerle nada menos que como hijo extramatrimonial del Rey Alfonso XIII.
Leandro de Borbón

Leandro de Borbón, murió en la noche del viernes 17 de junio de 2016 a los 87 años de edad, hijo bastardo del rey Alfonso XIII nacido de su relación extramatrimonial con la actriz Carmen Ruiz Moragas.

Nacido el 26 de abril de 1929, durante su infancia como huérfano vivió los rigores de la Guerra Civil en Madrid. Terminada la contienda conoció su verdadero origen, recibiendo una esmerada educación, financiada por las trasferencias de las cuentas suizas de su padre secreto, bajo la tutela de don Francisco Moreno y Zuleta de los Reales, conde los Andes y albacea de Alfonso XIII. A partir de entonces mejoró su situación económica y en 1955 accedió a la parte que le correspondía de la herencia de su padre, no demasiado generoso con él.

Debido a las estrecheces derivadas de la falta de dinero, don Leandro tuvo que trabajar en los más diversos empleos para ganarse la vida, manteniendo siempre oculto el nombre de su verdadero progenitor.

Carmen Ruiz MoragasEl bastardo regio mantuvo una buena relación con la familia real española, manteniéndose en un discreto segundo plano que nunca llamó demasiado la atención. Hasta entonces siempre se había presentado como Leandro Alfonso Luis Ruiz Moragas, usando los apellidos de su madre. Sin embargo, a principios de la década de los noventa la armonía que hasta entonces había caracterizado su trato con la Casa Real se deterioró gravemente por cuestiones que nunca han sido bien aclaradas, pero que posiblemente tuvieron que ver con las reclamaciones dinásticas de don Leandro y su deseo a ser reconocido como hijo del rey Alfonso XIII.

En aquellos años la imagen de don Leandro se hizo popular recorriendo los platós de televisión en los que se presentaba luciendo un aspecto de gentleman anacrónico para contar su historia a los telespectadores después de varias décadas de silencio. La reacción del público ante su confesión fue bastante tibia, sin llegar a alcanzar la trascendencia de un escándalo que perseguían algunos medios. Tiempo después publicó un libro de memorias titulado Leandro Alfonso de Borbón Ruiz. De bastardo a Infante de España, escrito en colaboración con el periodista José María Solé.

Las reticencias de la Casa Real a pronunciarse oficialmente sobre su parentesco empeoraron el enfrentamiento con don Leandro, disputa que fue resuelta finalmente por la Justicia. El 3 de diciembre de 2002, el hijo no reconocido de Alfonso XIII presentó ante el Registro Civil de Madrid un expediente sobre determinación de fi liación no matrimonial. El auto, dictado el 21 de mayo de 2003, respaldó sus pretensiones al determinar “…que el inscrito es hijo de Su Majestad don Alfonso de Borbón y Austria”, permitiéndole ostentar desde entonces el apellido Borbón. Este reconocimiento legal no exigió prueba de ADN, derivándose de esta resolución todos los derechos que le pudieran resultar favorables, si bien nunca se le concedió la condición de infante de España, prerrogativa reservada al rey. 

Lee el artículo completo en Historia de Iberia Vieja nº134 de agosto de 2016.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario